Defendiendo los intereses misioneros

domingo 16 junio 2013

Información General | domingo 16 junio 2013 | 08:14:00 hs

Reflexión dominical del pastor Guillermo Decena

Evidentemente la parte material es parte de la vida y Dios lo sabe, es por ello que debemos entender lo que dice la Biblia en cuanto al dinero. Por ejemplo, entender que puede haber maldición o bendición en las riquezas, y eso se ve entre otras cosas, en lo que ocurre con la descendencia de esa persona que tiene riqueza material, no hay buen pronóstico para los que hacen maldad, habrá sin duda maldición económica para la descendencia. Pero sin duda promete que aun los nietos de los buenos serán bendecidos.

     

    ¿Hay maldición en el dinero?

    La Biblia dice:

    Proverbios 13:21  El mal perseguirá a los pecadores, Mas los justos serán premiados con el bien.

    Proverbios 13:22  El bueno dejará herederos a los hijos de sus hijos; Pero la riqueza del pecador está guardada para el justo.

    Evidentemente la parte material es parte de la vida y Dios lo sabe, es por ello que debemos entender lo que dice la Biblia en cuanto al dinero. Por ejemplo entender que puede haber maldición o bendición en las riquezas, y eso se ve entre otras cosas, en lo que ocurre con la descendencia de esa persona que tiene esa riqueza material, obviamente no hay buen pronóstico para los que hacen maldad, habrá sin duda maldición económica para la descendencia. Pero sin duda promete que aun los nietos de los buenos serán bendecidos. Salmo 37:25 Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.

    Pero atención que hay trabas en la bendición, fundamentalmente en lo que creemos, y lo que creemos determina el nivel de fe que tengamos y consecuentemente determina lo que recibimos de Dios. Jesús decía en Marcos 7:13  invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido.

    Lo que dice aquí es que la tradición puede invalidar la poderosa verdad de la Palabra.  O sea la tradición moldea lo que creo, y lo que creo determina lo que voy a recibir del Altísimo. Así que veamos en forma muy sencilla, verdades para que no haya impedimentos para recibir plena bendición  en el área material.


    I).  la tradición dice que Jesús nació en un pesebre, y fue para ser pobre. Pero esto era solo el preludio, pues venía a una sociedad que no le quería dar lugar. Los padres quisieron alquilar una habitación digna, porque no eran pobres, pero no hubo lugar. Y si miramos la Biblia dice que lo envolvió en pañales, o sea, no con harapos sino con tela especialmente preparada para un bebe, cuando Jesús nace lo menos que hace es exaltar la pobreza. Solo dejó de trabajar para dedicarse tiempo completo al ministerio. Lucas 2:7  Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

    Lucas 2:12  Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

    Además Dios el Padre hizo que vinieran de lejos, sabios del oriente, los cuales traían oro, incienso y mirra, “porque un rey ha nacido”. Los regalos para un rey no son pequeños, son dignos de un rey. Cuanto más grande es el personaje, más grande debe ser el regalo. Así que desde el principio Jesús trajo prosperidad  a su familia. Y también traerá prosperidad a la tuya!

    Además cuando Jesús multiplica los panes y los peces, justo antes le dice que fueran los discípulos los que le dieran de comer, le contestan al Señor ¿tanto dinero (200 denarios) alcanza para dar de comer a tanta gente? Marcos 6:37  Respondiendo él, les dijo: Dadles vosotros de comer. Ellos le dijeron: ¿Que vayamos y compremos pan por doscientos denarios, y les demos de comer?

    Lo que estaba diciendo es, tenemos tanto, pero alcanza? Dice la Biblia que tenían un tesorero que robaba de la bolsa de dinero, y nadie se dió cuenta, o sea todo indica que manejaba suficiente dinero para que nadie se dé cuenta de que robaba de la cantidad que tenían!

    Cuando derramaron un costosísimo perfume dijo que podrían haberlo vendido y darlo a los pobres. Evidentemente ayudaban a los pobres, no andaban pidiendo, sino ayudando! Pero seguidamente se aclara la motivación del “tesorero” Judas.

    Juan 12:6  Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

    También dice que Jesús no tenía donde “recostar la cabeza”, sencillamente habla del ministerio itinerante de Cristo, y no de problemas de mobiliario. Cuenta también el evangelio que había mujeres de buena posición económica que ayudaban con sus bienes. Lucas 8:3.

    Además la capa de Jesús era de tan excelente calidad que los soldados romanos  se la disputaban entre sí cuando lo apresaron.


    II). Muchas veces se ha creído que el dinero es malo.

    1ªTimoteo 6:10porque raíz de todos los males es el amor al dinero,

    El amor al dinero, cuando se transforma en idolatría, como creyendo que el dinero es la salvación y nuestra alegría, no está bien, porque sin duda ese concepto hace que la persona haga cualquier cosa por dinero. Aquí está el problema, aun llega a pelearse con la familia, divisiones por herencias materiales, discusiones matrimoniales etc, están basadas en el amor al dinero.  Pero cuando le demostramos a Dios, que Él es más importante que el dinero, se rompen las maldiciones económicas y fluye la bendición, pero cuando el comportamiento es al revés, cuando se ama más al dinero que a Dios mismo, entonces se está lejos de su bendición.

    Malaquías 3:9  Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

    Dios nos saca de la esclavitud, como sacó a Israel de Egipto, pero si bien debían pasar un desierto no por eso Dios no les dejó sin provisión.

    Éxodo 12:35  E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos.

    Éxodo 12:36  Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios.

    Si bien no llegaban a la plenitud de la tierra prometida, mientras tanto El Señor hizo que salieran prosperados, llenos de la bendición, pues la riqueza no es mala, solo que debemos respeto a Dios, como el creador de toda la tierra, y esa actitud cuidará nuestro corazón.

    3° Juan 1:2  Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

    No actuemos como si Dios se complaciera en los problemas económicos. Por supuesto ayudémosle a Dios…Él te dice su deseo, quiere que seamos prosperados en todo aspecto, espiritual, emocional y también materialmente. Sigamos sus leyes imperecederas para que las maldiciones económicas se quiebren en nuestras vidas! Por último, no hay maldición en el dinero, las maldiciones surgen por las  actitudes egoístas de las personas.  Dios te siga bendiciendo!

     

    Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

    Predicas en vivo los miércoles y domingos 20 horas, a través de

    https://www.facebook.com/pages/Centro-Familiar-Cristiano-Eldorado/226031517431754?fref=ts

     

    eyeMol| Director: Marcelo Almada - © 2000-2014 Misiones OnLine All rights reserved Todos los derechos reservados | Dirección Postal | Colón 1628 - 7° piso - Posadas - Misiones
    redaccion@misionesonline.net - administracion@misionesonline.net - ventas@misionesonline.net | Tel: (0376) 4425800 | Encuéntranos en Google+.