Defendiendo los intereses misioneros

martes 20 agosto 2002

Policiales | martes 20 agosto 2002 | 22:51:44 hs

El caso

  • Silvia Ibarra tiene 22 años, es de condición humilde pero asegura que seguirá peleando para recuperar a su hija, arrancada de su pecho cuando no cumplía los cuatro meses y todavía amamantaba. El hecho ocurrió en la pequeña localidad de Santo Pipó, a unos

El caso fue denunciado por Silvia Ibarra, madre de una niña que el próximo mes cumplirá dos años y probablemente todavía no sepa que hay alguien que la busca. En diciembre del 2000, según sus palabras, el padre habría vendido a la pequeña a cambio de una deuda y desde ese momento no la vio más. Sin embargo, el abogado de la familia, aseguró en declaraciones a Radio A que Ibarra entregó a la niña y firmó los papeles de la adopción. "Hoy la mamá por cuestiones que desconozco ha cambiado de opinión, también ha cambiado los hechos en la forma que sucedieron, creo que hay que esperar hasta que tengamos sentencia y con un fallo", aseguró el Martin Ayala. A la pequeña le cambiaron el nombre, lo que implicaría también supresión de identidad. "Ella firmó un papel, la mamá le dio con el documento, partida de nacimiento y libreta de salud pública. La mamá biológica tuvo una decisión libre en diciembre del 2.000 y ahora desconocemos por qué cambió de opinión", se explayó. Sin embargo, esta agencia pudo comprobar que la madre verdadera tiene en su poder la partida de nacimiento. LO QUE DENUNCIA LA MADRE Nunca quise entregar a la nena". La madre desgrana sus palabras en medio de las lágrimas. Denuncia que hace un año y medio le robaron su hija con la mirada condescendiente de funcionarios y que no puede recuperarla pese a un fallo que ordenó en abril su restitución inmediata. Las similitudes con el caso Sarrugi, otro que sacudió a la Justicia misionera son muchas. Demasiadas coincidencias: ocurrió apenas un mes después de que le sacaran la beba a Concepción Flecha en el puente Posadas-Encarnación y el expediente fue manejado por la jueza Liliana Bertolotti de Esperanza, la que apenas se salvó del juicio político por su actuación en el caso. Silvia Ibarra tiene 22 años, es de condición humilde pero asegura que seguirá peleando para recuperar a su hija, arrancada de su pecho cuando no cumplía los cuatro meses y todavía amamantaba. El hecho ocurrió en la pequeña localidad de Santo Pipó, a unos 60 kilómetros de Posadas, cuando la joven fue a cuidar a su abuela enferma. Las condiciones en que ocurrió el caso, revelan un cuadro de ignorancia y abuso. Según Ibarra, el padre, Mario López, chofer del intendente de Santo Pipó Emilio Kakubur hasta hoy, habría entregado a la beba a cambio de cancelar una deuda que tenía. Marta Blanco, funcionaria de Acción Social del mismo pueblo, fue quien sacó a la beba de su madre con la promesa de "curarla" de una enfermedad que tenía. Esto ocurrió el 22 de diciembre de 2000. Siempre según las palabras de la madre, la beba fue entregada en guarda para adopción a una familia posadeña integrada por Vicente Melgarejo y Norma Barboza, empleados del hospital Carrillo y del sanatorio Boratti, respectivamente. Todo esto, pese a que en enero del año pasado, se radicó una denuncia en la comisaría de Santo Pipó por sustracción de menores. El comisario local, Mario Roger Gil confirmó a esta agencia la existencia de la denuncia, pero aseguró que "después se comprobó que (la madre) había tenido contactos con abogados posadeños para entregar a la beba". Según Ibarra, el mismo comisario habría certificado la entrega de la nena a sus padres "sustitutos" y esto aparecería en el expediente judicial. El expediente judicial fue a parar a mano de la jueza Civil y Comercial Liliana Bertolotti de Esperanza, la misma que se salvó del juicio político por el caso Sarruggi, la nena que fue quitada a su madre y entregada en guarda para adopción pese a que no había consentimiento de la familia. Esta vez, Bertolotti de Esperanza ordenó 14 meses después la restitución inmediata de la menor, previo régimen de visitas de cuatro horas diarias durante dos semanas. Su "orden" nunca se cumplió por "la negativa de la otra parte", según contó la defensora Patricia Esperanza de Bladilo. Tanto se demoró todo, que la "nueva" familia de la beba apeló la resolución de Bertolotti de Esperanza y la misma jueza hizo lugar, dilatando aún más la restitución a su familia. La magistrada apenas tuvo contacto con la madre natural una vez, para ordenar la restitución, pero después no hubo explicaciones. Ahora, la Cámara de Apelaciones, cuyas integrantes Ana María López, Carmen De Negro y Silvia Molinolo de Panza, decidieron que todo debe volver a analizarse desde cero. El abogado de la familia que tiene hoy a la niña, Martín Ayala, dijo a esta agencia que pelearán la tenencia en los estrados judiciales y reveló que la jueza Bertolotti de Esperanza "nunca nos consultó" a la hora de decidir la restitución de la menor, medida que de todas maneras nunca se cumplió. Cuando se le consultó a Norma Barboza, quien tiene en su poder a la niña, aseguró que "la madre va a decir cualquier cosa, pero la nena es muy enferma no le trataba". En el barrio Hipotecario de Posadas, los vecinos de la familia Melgarejo sostienen una versión en la que creen que "la criatura proviene de un hogar de familia indigente, que no puede mantenerla". "Tenemos conocimiento que tiene un hermano que está mal alimentado", aseguró un vecino.

Violencia de género
Escribe Miguel Schmalko- asesor y ex presidente de la FEBAP, Federación Económica Brasil-Argentina-Paraguay
Gremios…..¿ Jaque Mate al gobiernos ? – 2ª. Parte
Escribe Juan Carlos Argüello, Jefe de Redacción de Misiones On Line
Preparando el terreno
Escribe Juan Ignacio Lozano, Consultor en Agronegocios. Lic. en Economía.
Es una cuestión de expectativas
columnas de opinion
Salud Pública
Inksumos
Petrovalle
eyeMol| Director: Marcelo Almada - © 2000-2014 Misiones OnLine All rights reserved Todos los derechos reservados | Dirección Postal | Colón 1628 - 7° piso - Posadas - Misiones
redaccion@misionesonline.net - administracion@misionesonline.net - ventas@misionesonline.net | Tel: (0376) 4425800 | Encuéntranos en Google+.