Defendiendo los intereses misioneros

sábado 27 noviembre 2010





cabecera

Agro | sábado 27 noviembre 2010 | 22:45:00 hs

El ensilado de caña de azúcar muestra buenos resultados en la ganadería

La primera experiencia a nivel nacional en el uso de ensilado de caña de azúcar para alimentación del ganado vacuno se desarrolla en Misiones y los datos iniciales arrojan números alentadores, con una buena ganancia de kilos y una mayor carga de animales por hectárea de campo.

    La primera experiencia a nivel nacional en el uso de ensilado de caña de azúcar para alimentación del ganado vacuno se desarrolla en Misiones y los datos iniciales arrojan números alentadores, con una buena ganancia de kilos y una mayor carga de animales por hectárea de campo.

     

    El ensayo comenzó este año, en algunos rodeos de la zona sur de la provincia, apuntalada por la trayectoria de Biofábrica Misiones S.A. (BIOMISA) en la multiplicación de plantines de caña que luego son llevados a campo.

     

    "Estamos trabajando desde mayo y alcanzamos más de 2.000 toneladas de silo de caña de azúcar, lo que tiene como objetivo varios trabajos de engorde y suplementación a campo", explicó el ingeniero agrónomo Gabriel Bolognini, quien llegó a la provincia para encabezar esta iniciativa.

     

    De acuerdo a lo que explicó, la utilización de la caña se potencia a partir del empleo de biotecnología; es decir con la ayuda de un inoculante que se aplica para conformar el suplemento alimentario.

     

    "Este año usamos el silo con un lote de terneras, para pasar el invierno con una mezcla de caña, speler y núcleo proteico. Con esto logramos un aumento de 800 a 900 cabezas en 200 hectáreas de campo. La verdad que anduvimos bien porque el promedio fue de 240 kilos por ternero, con una diferencia en no más de diez kilos entre el máximo y mínimo logrado", comentó satisfecho Gerardo Fracalosi, quien explota un campo en la zona sur de Misiones.

     

    El proceso del ensilado de caña es más sencillo que en otros productos o forrajes. Bolognini explicó que en este caso el material  no se compacta, ya que el proceso que se genera es aeróbico. "Se pica la caña, se la inocula con un producto desarrollado por una empresa de biotecnología y se arman capas. Una vez terminado se hace un tapado como en cualquier silo puente y  a partir de una semana ya se puede utilizar", detalló.

     

    A partir de la experiencia obtenida con sistemas de silos en otros puntos del país, el uso del inoculante garantiza una prolongada vida útil a este alimento. En Misiones el silo más "viejo" tiene seis meses y puede ser empleado como nutrición animal hasta un máximo de dos años.

     

    Sacar provecho a la genética

     

    Como en todo proceso vinculado a la producción, obviamente que los mayores logros tienen como punto de partida el material genético, un buen material genético. Y es allí donde el rol de BIOMISA es fundamental, ya que la experiencia demostró que con una hectárea de su caña se obtuvo una conversión a tres mil kilos de carne. "Pero esto implica que el productor preste atención y se vuelva un verdadero cultivador de caña de azúcar, que no la tenga como algo que crece sin atención en un rincón de su chacra. La tecnología de Biofábrica es fundamental y hay que saber sacarle provecho", remarcó Bolognini.

     

    También en la zona sur de Misiones, más específicamente en la localidad de Santa María otro integrante de la familia Fracalosi se sumó al proyecto. En este caso lo que buscaba Oscar Fracalosi era una alternativa de suplementación para aumentar la carga de animales en su campo.

     

    Por lo general, la carga era de 120 vacas con cría, pero en esta temporada logró encerrar 180 ejemplares con cría. "La experiencia fue muy buena; además, el costo no es muy alto y es fácil de trabajar. Yo trabajé con ensilado de caña, mandioca y un poco de maíz", apuntó.

     

    Sucede que el uso de caña de buen origen genético no sólo rinde más por hectárea, sino que también ofrece un índice calórico más elevado. "Con una caña muy buena hemos obtenido resultados muy superiores a la caña común hasta en un 40% a 50%", enfatizó Bolognini.

     

    Entusiasmado por los resultados, el especialista considera que el silo de caña de azúcar es una alternativa más que válida para los productores pecuarios de  la provincia y añadió que la Biofábrica está en condiciones de dar asesoramiento y guiar a quienes deseen incursionar en esta variante para la nutrición de sus rodeos.

     

    ¿Qué es el ensilado?

     

    El ensilado es un proceso de conservación del forraje basado en una fermentación láctica del pasto o de otros vegetales como el caso de la caña de azúcar, que produce ácido láctico y una bajada del pH por debajo de 5. Permite retener las cualidades nutritivas del material original, pero precisa de mayores inversiones y conocimientos para conseguir un producto de calidad.

    Existen varias maneras de almacenamiento y conservación de forrajes:

    La vía seca cuyo resultado es el heno. La conservación es posible gracias a la desecación, bien únicamente bajo la acción del sol (secado natural) o complementándose con aire caliente producido por quemadores que llevan a un porcentaje de humedad de alrededor del 15% en el forraje, lo que asegura su estabilidad.

    La vía húmeda llamada «ensilado», que se aplica tanto a las gramíneas forrajeras como al maíz y, eventualmente, a subproductos alimenticios como la pulpa de remolacha, los bagazos de cerveza, o caña de azúcar. Los especialistas sostienen que es difícil tener éxito con algunos forrajes como la alfalfa, bajos en azúcares y con alto contenido en nitrógeno soluble, que produce malos olores.


     

    eyeMol| Director: Marcelo Almada - © 2000-2014 Misiones OnLine All rights reserved Todos los derechos reservados | Dirección Postal | Colón 1628 - 7° piso - Posadas - Misiones
    redaccion@misionesonline.net - administracion@misionesonline.net - ventas@misionesonline.net | Tel: (0376) 4425800 | Encuéntranos en Google+.