Defendiendo los intereses misioneros

opinion

Por Julio Duarte, secretario general del partido de la Renovación.
martes 29 marzo 2011

Filosofía, cosmovisión, ideología

Elementos de la hermenéutica de la Renovación, una proposición inicial

Los avances de la humanidad, singularmente en la edad moderna, esta mediada por la dialéctica, la tecnología, y la ciencia. También por la política, el poder, y el Estado son integrantes de un complejo inter-relacionamiento que por voluntad de la mayoría se concluye  en la elección del modelo, el cual regirá la vida institucional y comunitaria. De un territorio determinado y de la capacidad del pueblo que en ella vive, constituyen con el tiempo, con su tesón, y su cultura una Nación. La filosofía, la cosmovisión, y la ideología son las entidades donde están compendiados los conocimientos y progresos más profundos del desempeño humano.

 

La proposición presente esta lejos de parecerse siquiera a una ensayo, si tiene que ver con el uso intencionado y esquivo (engañoso?) por parte de un sector social con la persistencia de la referencia casi doctrinaria del “fin de la historia” o del “discurso único”. Ahora con el formato de filosofía, por lo tanto neutro en ideología y no revisable porque supuestamente  es parte del progreso humano o de la verdad (trampa o trama?).

 

Por otra parte, en el día a día, asistimos a un tiempo de ambigüedad conformista, de exceso de pragmatismo, de desideologización ingenua, falsa o voluntaria, y en un extremo al: “vale todo”. Donde se presentan corrientes de pensamiento conservadoras. Se niega así la posibilidad de la existencia de un pensamiento  o idea distinta, con pretensiones de verdad revelada: el neoliberalismo. Con ropaje nuevo o, ya, irracional, que con la mezcla de verdades demostradas elaboran afirmaciones arbitrarias, manipuladoras en intereses propios, y excluyentes. Apropiándose de un destino venturoso, al que todos con esfuerzo construimos, por lo tanto también nos merecemos. Más aún tenemos un marco muy claro para el debate y la oportunidad es ahora.

Veamos el marco teórico, y no tanto, de referencia. La filosofía según nuestra lengua esta definida como: “Conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano. Cosmovisión: “Manera de ver e interpretar el mundo”. Ideología: “Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.”.

 

De otras fuentes como Wikipedia mas elaboradas (ideologizada?), dicen que filosofía  “(del latín philosophĭa, y éste del griego antiguo φιλοσοφία, 'amor por la sabiduría') es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje.[] Al abordar estos problemas, la filosofía se distingue del misticismo, la mitología y ciertas formas de religión por su énfasis en los argumentos racionales, y de la ciencia experimental porque generalmente lleva adelante sus investigaciones de una manera no empírica, sea mediante la especulación, el análisis conceptual, los experimentos mentales u otros métodos a priori. En el siglo XX los temas más discutidos fueron la relación entre el lenguaje y la filosofía (este hecho a veces es llamado «el giro lingüístico») y las implicaciones filosóficas de los enormes desarrollos en lógica a lo largo de todo el siglo. La[] fenomenología, el existencialismo, el estructuralismo, el postestructuralismo y la postmodernidad son algunas escuelas que caen dentro de esta tradición. Algunos de sus autores más influyentes fueron Edmund Husserl, Martin Heidegger, Jean Paul Sartre y José Ortega y Gasset en la primera mitad del siglo, seguidos por Michel Foucault, Jacques Derrida, Hannah Arendt y Gilles Deleuze en la segunda.”

 

Cosmovisión: “Las cosmovisiones son el conjunto de saber evaluar y reconocer que conforman la imagen o figura general del mundo que tiene una persona, época o cultura, a partir del cual interpreta su propia naturaleza y la de todo lo existente en el mundo. Una cosmovisión define nociones comunes que se aplican a todos los campos de la vida, desde la política, la economía o la ciencia hasta la religión, la moral o la filosofía. Una cosmovisión no sería una planta particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos en todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco o paradigma para las restantes ideas.”

 

Las cosmovisiones funcionan como un catalizador que interviene para producir una correcta apreciación del sentido del mundo, es una forma de que las cosas se vean enfocadas. Una cosmovisión debería pasar ciertas pruebas. Primero, debe ser racional. No debería pedirnos que creamos cosas contradictorias. Segundo, debe estar respaldada por la evidencia. Debe ser consistente con lo que observamos. Tercero, debería dar una explicación comprensiva y satisfactoria de la realidad. Debería explicar por qué las cosas son como son. Cuarto, debería proveer una base satisfactoria para vivir. No debería dejarnos con la sensación de estar obligados a pedir prestado elementos de otra cosmovisión a fin de vivir en este mundo.

Ideología:Una ideología es el conjunto de ideas sobre el sistema general o los sistemas existentes en una sociedad (económico, social, político, cultural, moral, religioso), y que pretenden su conservación (ideologías conservadoras), su transformación (que puede ser radical, súbita, revolucionaria o paulatina y pacífica –ideologías reformistas–) o la restauración de un sistema previamente existente (ideologías reaccionarias). Las ideologías suelen constar de dos componentes: una representación del sistema, y un programa de acción. La primera proporciona un punto de vista propio y particular sobre la realidad, vista desde un determinado ángulo, creencias, preconceptos o bases intelectuales, a partir del cual se analiza y enjuicia (crítica), habitualmente comparándolo con un sistema alternativo, real o ideal. El segundo tiene como objetivo acercar en lo posible el sistema real existente al sistema ideal pretendido. Las ideologías caracterizan a diversos grupos, sean un grupo social, una institución, o un movimiento político, social, religioso o cultural.

 

Es oportuno abordar consideraciones que exceden a los diccionarios. Estos aún en los casos de específicos de la materia no tienen el alcance que requiere este análisis, y están disponible sin ningún esfuerzo. Y otros conceptos, que son partes de un mínimo de definiciones, sin los cuales no se puede afrontar un debate sobre política, desarrollo, y Nación. Ellos son filosofía política, poder, Estado, y otras conceptualizaciones. 

 

HASTA ACA PRIMERA PARTE PUBLICADA LUNES 28 DE MARZO -

 

 

 

Filosofía política según Norberto Bobbio “se puede entender la determinación del concepto política, como actividad autónoma, manera o forma del espíritu, …que tiene sus particulares características que la distinguen tanto de la ética como de la economía, el derecho o la religión… se dirige inmediatamente… al problema de la distinción entre política y moral, razón individual y razón de Estado… si la conducta política tiene sus propias leyes, si el fin justifica los medios,… si existe  una ética colectiva distinta de la ética individual… o, siguiendo la ética weberiana, el hombre político sigue la ética de la responsabilidad o la de la convicciones”. Esta es la segunda definición, y la mas valida,  de Bobbio de las cuatro que según el existen.

 

Poder es “como la posesión de los medios para obtener una determinada ventaja... o efecto deseado… que determina el dominio sobre otros hombres. Esta relación de poder se expresa de innumerables formas… entre gobernantes y gobernados, soberano y súbdito, Estado y ciudadano, ordenar y obedecer, etc. En la tradición clásica, de Aristóteles, se consideran tres formas, el poder paterno, el poder despótico, y el poder político. ” Actualmente con base al criterio de “condicionar el comportamiento del sujeto pasivo... podemos distinguir tres grandes clases… el poder económico, el poder ideológico, y el poder político.” Las tres “instituyen y mantiene una sociedad desigual, de ricos y pobre la primera, de sabios e ignorantes la segunda, y entre fuerte y débiles… en términos generales entre superiores e inferiores.” A aquellos tres poderes se puede agregar al Poder Mediático que no actúa en forma independiente, en general están próximos a alguno de ellos, o directamente son órganos de difusión de alguno de ellos en particular el económico que se apropio de ellos.

 

Lo que caracteriza al poder político es el uso exclusivo de uso de la fuerza respecto de los demás grupos con poderes que actúan en un determinado contexto social y territorial. Es el resultado de un proceso al que arriba una sociedad organizada, es decir que cuenta con un Estado. Para el concepto de Estado referiremos al de Max Weber: el “Estado debe entenderse un instituto político de actividad continuada, cuando y en la medida de su cuadro administrativo mantenga con éxito la pretensión de monopolio legítimo de coacción física, para el mantenimiento del orden vigente”.  

 

El escrito, hasta aquí, ha resultado prácticamente un glosario de un conjunto de significados que están interconectados y representan las verdaderas formas del ordenamiento dialéctico del debate, ampliamente aceptado. A partir de estas consideraciones es claro que pueden tener efectos vinculantes para todos los miembros de un determinado grupo social de un mismo espacio territorial.

Abona un marco referencial ineludible, sobre todo cuando actuamos con honestidad intelectual, dos conceptualizaciones históricas como “la cruda realidad” y una repetida o usada hasta el presente por advenedizos, como “la ideología del hombre nuevo”. La primera es analizada por Norberto Bobbio cuando expone sobre El Futuro de la Democracia, donde plantea una revisión del estado de situación de la democracia. Dice desde la derecha “la democracia se ha trasformado en un régimen semi-anárquico que tendrá como consecuencia la “destrucción” del Estado; desde la izquierda: la democracia parlamentaria se está transformando cada vez más en un régimen autocrático. Aún en este marco poco alentador la propuesta es más Democracia, es decir resolver los déficit o promesas incumplidas.

Parece necesario indagar que paso con aquella formulación, es decir concentrar nuestra reflexión en la diferencia entre los ideales democráticos y la “democracia real”. Precisamente es de esta cruda realidad y no de lo que fue concedido como noble y elevado que debemos hablar o, si ustedes quieren del contraste entre lo que había sido prometido y lo que se hizo efectivamente. Señalo seis de estas falsas promesas y tres obstáculos como las razones  que justifican su debilidad actual: EL NACIMIENTO DE LA SOCIEDAD PLURALISTA, LA REIVINDICACIÓN DE LOS INTERESES, LA PERSISTENCIA DE LAS OLIGARQUÍAS,  EL ESPACIO LIMITADO,  EL PODER INVISIBLE,  EL CIUDADANO NO EDUCADO,  EL GOBIERNO DE LOS TÉCNICOS,  EL AUMENTO DEL APARATO,  EL ESCASO RENDIMIENTO.

Y sin embargo sigue representando el mejor sistema político y de gobierno porque “la democracia es un conjunto de reglas procesales donde deben participar ciudadanos activos y estos deben de tener ideales estos son: la tolerancia, la no violencia, y la renovación gradual de la sociedad mediante el libre debate de las ideas y el cambio de mentalidad y de manera de vivir. Solo la democracia permite revoluciones silenciosas.

La Filosofía, la Cosmovisión e incluso la misma Ideología nos refieren a un lugar de análisis, de debate, de lucha y de un acuerdo final. Este “es” el espacio o lugar necesario preservar. Una Sociedad con opiniones, apreciaciones, ideologías, cosmovisiones y filosofías distintas, incluso distintos poderes puede y tal vez deban convivir, lo que no puede haber son distintos Gobiernos, después del elegido según las reglas, tampoco propiciarse desobediencia civil, no puede haber un Estado de facto. El resultado es una República fraccionada y una Nación dividida.

 

Por la educación cristiana es esperable, incluso, la aparición del “hombre nuevo” para el cumplimiento de aquellas promesas no cumplidas, pero “el hombre nuevo no ha nacido, sino que continua renaciendo el hombre viejo y la violencia del conquistador” que reclama “su señorío”  es decir privilegios.  Y “…se prolonga en la astucia del mercader, que sigue dominado el mundo,… es decir que las predicas morales no bastan. El poder mediático tiene la capacidad de instalar y convencer que le “hombre viejo” renacido cumple con el ideal del “hombre nuevo” esperado, es decir la historia se repite. No repitamos, también nosotros, los  errores del pasado. La proposición es nuevamente el liberal-socialismo.

 

Los principios esenciales a los cuales referirá este liberal-socialismo serán LIBERTAD, IGUALDAD, JUSTICIA SOCIAL,  CONCORDIA, TOLERANCIA, RENOVACION, y SUSTENTABILIDAD. Los objetivos y políticas estarán constituidos por el “buen gobierno”,   el “cambio institucional”, la “justicia distributiva”, el “diálogo multicultural”, la “pertenencia social”, la “eficacia tecnológica ”, el “capital humano”, la “centralidad familiar”, la “felicidad individual”, y otros resultante como guía de la acción política. Además debemos ser capaces de generar un sistema de instituciones adecuadas a estos desafíos, un sistema de producción para el crecimiento y el desarrollo, y relaciones sociales para las realizaciones colectivas y la felicidad personal.

 

Con la precaución de otra opinión, podemos decir que tanto la cosmovisión como la ideología tienen una diferenciación muy sutil en cuento a la referencias abstracta que contienen de un determinado “modo” o modelo a las cual prescriben, incluso en el concepto de abarcamiento están incluidas en la Filosofía. Las tres están interconectadas aunque la prevalencia es de la última. Asimismo una ideología determinada no provoca per-sé un desvalor, es una forma de expresar un modelo, su contenido, su postulado y su militancia y en la dimensión de las ideas puede valorarse dentro de cualquier filosofía o cosmovisión.

 

Filosofía, cosmovisión, ideología, y enunciaciones dialécticas, son las que permitieron todo este universo de significados que básicamente, y con la ciencia y la tecnología,  han permitido al género humano avanzar en su bienestar en las dimensiones actuales.

 

Cuando decimos que la Renovación tiene “lo mejor del peronismo, lo mejor del radicalismo y lo mejor de los independientes”, un eslogan que también lo es, estamos en presencia de una síntesis e indica claramente lo que no es. Es más con “los hechos que dan fe a las palabras” exhibimos óptimos antecedentes, que nos expresa el cumplimiento de la palabra empeñada.

 

Crecer más, crecer en paz” nos indica un presente tan exitoso como lo indican los antecedentes conocidos por propios y extraños, y nos compromete con un futuro venturoso. La Cosmovisión Renovación está en plena construcción. Asimismo los límites teóricos de las definiciones o de los conceptos, en análisis, no limitarán la expresión de nuestro pensamiento. Porque nuestros ideales, están  contenidos en las ideologías que nos anteceden, cuya síntesis conforman una nueva cosmovisión, y están comprendidas en filosofías ya reveladas.

 

Los significados expuestos son la verdad, su ordenamiento y funcionamiento dependerá de la propuesta política, sostenida por una ideología o cosmovisión, y no de una desvalorización con la pretensión del discurso único. Asimismo, creemos que “no existe una teoría tan aséptica que no deje intuir elementos ideológicos que ninguna limpieza metodológica llega a eliminar por completo”. Por otra parte “cierto aspecto de la realidad histórica y social casi siempre es también una ideología”, que inducen a una perspectiva en lugar de otra.

 

Aquel habitante original se transformo en ciudadano, este ultimo fue preparado para sujeto, y cuando se lo pretendía llevar a actor, devino en consumidor por un lado y en terrorista por el otro, parecido al revolucionario de los 60´ o 70´. Ambos sistemas han producido actores si: uno consumidor  o el otro terrorista. Ninguno es el indicado para vivir en armonía, concordia y solidaridad.

 

Aquel  Ciudadano protagonista de la Republica, del Estado, al dar el paso al Sujeto  es cuando aparece la división de las esferas de actuación en por lo menos tres, Política, Economía, y Cultura, últimamente también se incorpora Ambiente, exigiéndose ámbitos de competencia específicos entre ellos, diferencias sostenidas por ideologías, y cada una con sus propios militantes, enfrentándose unos a otros. El sujeto lucho para volverse ciudadano, es decir tener competencia en todos los campos de actuación y de su devenir, pero el sistema lo pretendía sujeto///sujetado, lo convirtió en consumidor sin libertad de elección verdadero, más que una ficción para optar entre un producto u otro.

 

Las discusiones y posicionamientos publicadas, aparentemente, indica que hoy están nuevamente en competencia feroz? izquierdas y derechas, cuando la historia tiene sobrados ejemplos de sus fracasos. En 1989 se agotó el comunismo. En el 2001 finalizó la versión del liberalismo en su aspiración de imponer la globalización según su modelo, y el 2008 fracasa como sistema único: democrático-productivo-social.

 

Más allá de quien ganó la guerra fría en el presente el ciudadano lucha (¿?) contra el sujeto, este contra el consumidor, cada uno genera una comunidad y, desde ahí genera su propio modo y sistema, de gestión del territorio, conviven en un esquema de fuerzas en tensión por conseguir para sí beneficios y derechos, que a cada uno entiende le corresponde de acuerdo a su propia visión y no están dispuestos a ceder a los otros a pesar de estar constituidos en un Nación, con un Estado aceptado voluntariamente y propio, y un Gobierno legal y legítimamente elegido.

 

Tal vez la persistencia de quienes sostiene aún ese modelo nos está llevando fuera del plano-escenario lógico del disenso, donde se fragüe el nuevo modelo con el debate correspondiente, nos llevan a más fragmentación ya evidente y  como se trata de vidas intereses y futuro, la lucha devendrá más violenta, irracional e ilegal. El “no lugar” que se establece cuando no se respetan las reglas aceptadas voluntariamente y reclamadas cuando nuestros derechos están en amenazadas genera el “síndrome del control remoto” o la anomia, propicio del un futuro republicano incierto. El engaño proviene también de las “falsas opciones” y las trampas de actores que pretenden no obedecer las reglas que regulan la competencia política por pertenecer a ese “otro lugar”, económico, pastoral o cultural. Aun en los argumentos sostenidos con honestidad se visualiza una oferta equivocada y su más seguro resultado es el fracaso, al que estos proponentes incurrieron en el pasado.

 

Este año tomaremos decisiones trascendentales que afectaran al colectivo misionero. Lo haremos en el marco de la democracia elegida como forma de resolución de conflicto y preeminencia de proyecto político sobre la realidad. Donde una amplia participación, legitimadora de la regla de las mayoría que propiciamos permanentemente y; mediante el voto universal, secreto, y obligatorio renovaremos las autoridades que gobernaran los próximos cuatro años.

 

La Renovación trabaja en su propuesta política y se esfuerza para que resulte la óptima. También en la elección de los mejores hombres y mujeres que integraran la oferta electoral. Los logros y realizaciones alcanzadas refuerzan la exigencia de objetivos y metas más importantes para Misiones. Planteamos el debate político sobre propuestas, modelos posibles, dificultades reales, significados presentes, inclusiones plenas, y sus soluciones, en objetivos, proyectos y metas reales.

 

Concurriremos al escrutinio del soberano con nuestra identidad misionera, con mejores componente del modelo de provincia en marcha, y el compromiso histórico de trabajar por la grandeza de la Nación y la felicidad su pueblo.

 

Escribe Miguel Schmalko- asesor y ex presidente de la FEBAP, Federación Económica Brasil-Argentina-Paraguay
Gremios…..¿ Jaque Mate al gobiernos ? – 2ª. Parte
Escribe Juan Carlos Argüello, Jefe de Redacción de Misiones On Line
Preparando el terreno
Escribe Juan Ignacio Lozano, Consultor en Agronegocios. Lic. en Economía.
Es una cuestión de expectativas
columnas de opinion
Salud Pública
Inksumos
Petrovalle
eyeMol| Director: Marcelo Almada - © 2000-2014 Misiones OnLine All rights reserved Todos los derechos reservados | Dirección Postal | Colón 1628 - 7° piso - Posadas - Misiones
redaccion@misionesonline.net - administracion@misionesonline.net - ventas@misionesonline.net | Tel: (0376) 4425800 | Encuéntranos en Google+.